Huawei Mate Xs: el nuevo móvil de pantalla plegable y bisagra irrompible

Huawei quiere seguir sacando pecho como fabricante de móviles y pelearse contra Samsung y Apple por el liderazgo pese a que le persigan los fantasmas. Primero fue la guerra que le declaró la Administración de Donald Trump a propósito del 5G, por su presunta colaboración con el gobierno chino para desvelar los secretos de la nueva red de telefonía móvil, y que le impide disponer de los servicios de Google. Y cuando aún no se había recuperado, llegó la crisis del coronavirus que ha golpeado al fabricante chino como al resto de marcas cuya producción depende de las factorías del país asiático.

La marca china presentó este lunes vía streaming su nuevo móvil con pantalla plegable y conexión 5G Huawei Mate Xs, una versión notablemente mejorada de su anterior teléfono plegable Mate X, en las características técnicas aunque no en su elevado precio, ya que cuesta 2.499 euros. Un desembolso notablemente superior a los móviles plegables de sus más recientes rivales, el Motorola Razr 2020, (1.599 euros) y el Samsung Galaxy Z Flip (1.500 euros).

El modelo, que la marca china tenía previsto presentar en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona antes de su cancelación, cuenta con una pantalla frontal de 6,6 pulgadas y una trasera de 6,38 pulgadas, que al abrirse se unifica en una sola que llega a las 8 pulgadas.

La nueva versión del Mate X cuenta con una mecánica mejorada para desplegar y cerrar las pantallas, a prueba de roturas, ya que la bisagra ha sido fabricada con zirconio, un material que se utiliza en odontología gracias a su resistencia ya que es hasta un 30% más fuerte que la aleación de titanio, que es consciente de que en estos primeros modelos es tan fundamental que funcione la mecánica como el hardware o la cámara para evitar los errores del Samsung Galaxy Fold, que tuvo que ser retirado porque se partía al doblarlo.

Si a la bisagra de “material líquido” le unimos la doble capa de la pantalla flexible hecha de  poliimida, un material con excelentes propiedades mecánicas y un 80% más resistente que las pantallas normales y “tres veces más caro que el oro”, justificaría el elevado precio del móvil, según justificó la compañía.

La otra característica que le diferencia del Mate X es su mayor versatilidad a la hora de desplegar apps en la distintas pantallas. Con el nuevo diseño de multiventanas se pueden tener hasta tres ventanas abiertas al mismo tiempo, e intercambiar los contenidos entre ellas simplemente arrastrando y soltando.

Comments are closed.