Un método novedoso, la app anticonceptiva

Fue aprobada la venta de primera aplicación para evitar el embarazo, sencilla de usar y segura para la salud, pero con eficacia inferior a la píldora y al DIU.

La tablilla es uno de los más antiguos recursos contraceptivos, usada por mujeres desde épocas prehistóricas, para estimar el período de fertilidad con base en los días del ciclo menstrual. Con una eficacia valorada en apenas 70 por ciento, con el tiempo fue naturalmente substituida por métodos más modernos y seguros, como la píldora y el DIU.

Pero ahora, la FDA, la agencia americana de medicamentos, respaldó la comercialización de una curiosa invención que vincula el sencillo recuento cotidiano a una aplicación para smartphone. El nombre comercial del producto, desarrollado con tecnología sueca, es Natural Cycles (ciclos naturales).

Diseñado para celulares, el sistema es alimentado por dos informaciones básicas: el ciclo menstrual y la temperatura corporal. Basándose en un algoritmo, el programa calcula en qué días del mes la mujer está fértil y, por lo tanto, puede embarazarse. El funcionamiento es simple. Todas las mañanas, a lo largo del mes, la mujer debe medir su temperatura corporal, por la boca, con un termómetro ultrasensible que incluye en el paquete. Después, pone los datos en el celular y todo es calculado automáticamente.

La explicación es fisiológica. Durante la ovulación, el organismo femenino aumenta la producción de la hormona progesterona, el compuesto clave del embarazo. El nombre proviene del latín progestare , que significa “a favor de la gestación”.La sustancia eleva hasta en 0.5 grados la temperatura del cuerpo, una diferencia imperceptible por mediciones comunes. Si el resultado indica verde, la usuaria no está ovulando; si indica rojo, está en período fértil.

El programa, sin embargo, no representa seguridad total: la naturaleza no sigue una lógica tan estricta como la inteligencia artificial. El cuerpo humano tiene un ritmo biológico que puede ser alterado por diversas variaciones ambientales, como el estrés, el tipo de alimentación, el consumo de alcohol y el uso de medicamentos. Por lo tanto, el ciclo también puede sufrir alteraciones.

Considerando ese pequeño margen de incerteza, de 100 mujeres que utilizan el Natural Cycles, tiene pueden embarazarse por un error del sistema. En comparación, la píldora tiene un 98 por ciento de certeza y el DIU hormonal llega a 99,8 por ciento.

Las hormonas de las píldoras anticonceptivas revolucionaron el mundo. Surgidas en la década del 60, fueron el fusible de la revolución sexual, dándoles a las mujeres la posibilidad de controlar su reproducción y tener sexo por placer y no únicamente para reproducirse. “Una de las siete maravillas del mundo”, según la definición de un reportaje de la revista inglesa The Economist.

Las píldoras modernas son seguras, pero raramente libres de algunos efectos colaterales, como aumento de peso, alteraciones de humor, problemas dermatológicos y, en casos más graves, trombosis.

Comments are closed.