Anís estrellado: usos, propiedades y beneficios para el organismo

Puede que el anís estrellado no sea nuestro condimento predilecto, aunque muchas personas encuentran que su sabor es fresco y delicioso. Este anís es un remedio natural muy antiguo que se utilizaba en la medicina tradicional china para tratar problemas estomacales.

El anís estrellado también se puede encontrar como anís chino o badiana. Es una especia que fue encontrada en las regiones de China y Vietnam. Se utiliza principalmente para tratar los gases, indigestiones, tratar la diarrea y eliminar toxinas a través de la orina. 

El anís estrellado no se suele utilizar mucho en la cocina, puede ser un perfecto aliado para añadir a nuestras infusiones ahora que bien ha llegado el frío. Te contamos cuáles son sus mayores características y los beneficios que nos aporta.

Propiedades del anís estrellado

Este tipo de anís pertenece a otra familia distinta a la del anís verde o común. Eso sí, contiene el mismo principio activo por lo que sus propiedades son muy similares.

  • Ayuda a nuestras digestiones: Mejora nuestras digestiones, estimulan secreciones estomacales, se recomienda que lo consuman personas que sufren dispepsia hiposecretora y pérdida de apetito.
  • Favorece la expulsión de gases. Así se reduce la hinchazón abdominal, el vientre se relaja y las flatulencias desaparecen. Además, evita los retortijones y los abdominales producidos por una mala digestión.
  • Reduce la retención de líquidos. Así se eliminan toxinas del organismo y los líquidos acumulados en piernas y brazos.
  • Tiene propiedades antiespasmódicas. Esto quiere decir que evita la aparición de cólicos intestinales.
  • Es un potente expectorante. Reduce la tos, bronquitis y ayuda a eliminar la mucosidad del tracto digestivo. Por otro lado, es beneficioso para todas aquellas personas que sufren asma.
  • Estimula la menstruación.
  • Actúa como analgésico natural. Al contener etanol y cariofileno alivia dolores como los producidos por el reuma.
  • Puede utilizarse como tópico, ya que es buen antimicrobiano. Cura las afecciones de la piel y trata las heridas abiertas o las irritaciones.

Beneficios del anís estrellado

Dentro de las propiedades podemos observar cuáles son los beneficios que nos puede aportar el anís.

  • Facilita la digestión de nuestras comidas, después de una comida copiosa podemos tomarnos una infusión de anís para no tener acidez y ayudar a las secreciones estomacales a la digestión.
  • Alivia la dolencia producida por la bronquitis, el asma o la gripe.
  • Regula la menstruación.
  • Potencia el deseo sexual.
  • Alivia los cólicos en los bebés, antes de darle anís es imprescindible consultarlo con el pediatra.
  • Abre el apetito y aumenta las ganas de comer.
  • Facilita la respiración.
  • Activa la circulación sanguínea.
  • Alivia la tos.
  • Es bueno para que cesen los dolores producidos por el reuma.
  • Promueve la producción de leche materna.

Efectos secundarios y contraindicaciones del anís estrellado

Siempre lo hemos comentado, consumir cualquier alimento en exceso puede resultar dañino para nuestro organismo, en este caso, la ingesta masiva del anís estrellado no supone ningún riesgo grave para la salud, tan sólo para aquellas personas que son alérgicas.

Las personas que son alérgicas sufren los siguientes síntomas: espasmos musculares, confusión y somnolencia.

Los riesgos de intoxicación se producen cuando abusamos del producto, en esta ocasión se trataría de beber infusiones de anís y además, utilizarlo en forma de aceite esencial puro en nuestra piel. Si tan sólo tomamos infusiones el riesgo disminuye considerablemente ya que en el anís no se encuentra tanta concentración de sus principios activos.

No se recomienda su consumo a mujeres embarazadas y menos en casos de hiperestrogenismo. Aunque algunas mujeres lactantes sí que toman anís ya que ayuda a la secreción de la leche materna, es preferible no consumirla por la seguridad del bebé.

El anís lo podemos encontrar en forma de bebida alcohólica, es una bebida con muchos grados de alcohol, el cual hace que no sea apto para personas alcohólicas o menores de edad. Hay que consumirlo de manera responsable.

El anís lo podemos encontrar en cualquier supermercado, su consumo se hace en forma de infusión, para ello tan sólo tendríamos que hervir una taza de agua y de dos a tres estrellas. Dependiendo del gusto de cada uno se pueden añadir más cantidad u otras especias.

Leave a Reply

Your email address will not be published.