Un hombre con suerte - Mis Noticias Mx

Un hombre con suerte

lopez tarzoAMATITÁN, Jalisco.- Así como a los ocho años estaba maravillado por el espectácu­lo que veía en una carpa en el barrio de Analco, Guadalaja­ra, la noche del lunes, a sus 93 años, Ignacio López Tarso mi­raba con asombro lo que esta­ba frente a él.

Reía como un niño, aplau­día y levantaba su mano como muestra de agradecimiento. Frente a él ya no había una carpa, sino un escenario y una representación de Mayahuel, la diosa del tequila.

El primer actor recibía un homenaje por sus 70 años de carrera artística en el marco de la segunda edición del Fes­tival Internacional de Cine de Tequila (FICT). El lugar era el municipio de Amatitán, lu­gar de amates, uno de los que forman parte de la Ruta del Tequila.

En Amatitán grabó la cin­ta Toña Machetes, en 1983, y donde encontraría el amor, cuando conoció a su actual novia, doña Gabriela Romo de la Peña.

Antes de subir al escena­rio donde fue ovacionado por los pobladores de lugar y de los municipios aledaños que se dieron cita, López Tarso recorrió una parte del centro y llegó a la plaza principal de Amatitán.

Tras ser reconocido por el alcalde y funcionarios de cul­tura invitados, recibió las lla­ves del municipio, un cuerno de toro para servir tequila y un cuento escrito en su honor.

Ignacio López Tarso no dejaba de sonreír. Se puso de pie y quiso agradecer al público, pero como estaba a nivel de piso, no lo veían. “¡Que se suba, que se suba!”, gritaba la gente, pero alguien dijo que no podía porque le dolían las rodillas.

“¿Cómo que no me ven? Pues me subo”, dijo el actor.

“Me quito el sombrero (li­teral) primero ante todos us­tedes. Es una gran honor para mí estar hoy en Amatitán, en esta ceremonia de inaugura­ción del Festival de Tequila.

“Conozco muy bien de te­quilas y soy catador, llegué aquí, hace ya muchos años. Aquí en Amatitán he co­nocido a una mujer muy hermosa que es mi novia, es mi amiga, es mi con­sejera, es mi mano derecha, es todo para mí, doña Ga­briela. Doña Ga­briela Romo De la Peña”, exclamó el actor ya so­bre la tarima.

El actor de la cinta El hom­bre de papel (1963) habló de su experiencia del final de la Época de Oro del cine mexi­cano. “Ya no había oro, ya se lo habían terminado”, dijo en­tre risas, y de cómo fue que conoció a grandes figuras del séptimo arte y como compar­tió con María Félix, Dolores del Río, Emilio Fernández y Pedro Armendáriz en La cu­caracha (1958), de los cuales se hizo muy amigo.

La ge n te quedaba sorprendi­da ante sus relatos, mien­tras bomberos, elementos de la Cruz Roja y el cuer­po de la policía muni­cipal, cargando armas M16, custodiaban el lugar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.