Oscar D'León, un hombre de detalles - Mis Noticias Mx

Oscar D’León, un hombre de detalles

CIUDAD DE MÉXICO.- Prolífica, vigente y con mucho ritmo ha sido la carrera musi­cal del salsero Oscar D’León, quien durante casi cinco dé­cadas ha llevado la salsa alre­dedor del mundo.

D’León, quien hoy alcan­za 75 años, se ha convertido en una inspiración para los jó­venes que han decidido hacer una carrera musical en el gé­nero de la salsa, su presencia en los escenarios ha sido ins­piración de muchos.

La muestra más recien­te de esta admiración que ha provocado el venezolano se llevó a cabo el pasado 16 de junio en San Cristóbal de la Laguna, en Tenerife, España, durante el VI Festival Latino en el que personajes como Jimmy El León, las orquestas Bilongo, Guayaba, Maquina­ria Band y Moise González, fueron los encargados de ren­dirle tributo a D’León.

Oscar D’ León, quien ha editado más de 50 discos en su vida profesional, siempre llevó el gusto por la música en las venas; cuando era niño se­guía grandes orquestas como La Sonora Matancera, la Billo’s Caracas Boys y el Trío Mata­moros, además de admirar a Celia Cruz y Benny Moré.

Sin embargo, su arranque en el mundo de la música lle­gó tras haber sido mecánico, taxista y haber estudiado to­pografía, profesión que nun­ca ejerció, pero su amor por la música se desarrolló a lo largo de su vida, dedicó su tiempo libre a aprender a tocar el bajo de manera autodidacta y fue esta decisión lo que le abrió la puerta a la música de forma profesional.

Su habilidad con el bajo lo llevó a formar parte del grupo que tocaba en una cervecería que llevaba el nombre de La Distinción, poco tiempo des­pués —y tras hacer los coros, comenzó a llevar la voz prin­cipal del grupo.

Con el propietario de la cervecería con el proyecto de ampliar su negocio y bus­car una agrupación más gran­de, una orquesta, D’León le propu­so ser él quien la llevara. Así fue reunien­do a los músicos que conformarían Dimensión Latina, la cual debutó en el local en 1972, el mismo año que grabaron su primer ál­bum como grupo.

Los éxitos no se hicie­ron esperar y tan sólo cua­tro años después D’León se separa de Dimensión Lati­na y crea La Salsa Mayor, su propia orquesta, y a la par también crea La Crítica, lo­grando con ambas trascen­der fuera de las fronteras de Venezuela.

Su nombre fue ganando reconocimiento y tocó en escenarios de Cuba —la pri­mera vez que lo hizo cum­plió uno de sus sueños—, México, Panamá —donde lo llamaron El diablo de la sal­sa—, Japón, Estados Unidos, Alemania y Holanda, en­tre muchos otros. También grabó con sus ído­los de juven­tud: Celia Cruz, Eddie Palmie­ri y Tito Puente, siendo estos dos úl­timos con quienes rea­lizó Masterpiece / Obra maestra, la obra póstuma de Puente.

Además de llevar la salsa por el mundo, D’León tuvo la habilidad de incorporar elementos del jazz latino a sus composiciones, lo que le abrió nuevos escenarios y nuevo público en los fes­tivales de jazz internaciona­les. A sus 75 años el salsero ha recibido varios reconoci­mientos a su trabajo; fue el primer venezolano en reci­bir el premio Grammy Lati­no a la Excelencia, participó en la banda sonora de Las locuras del Emperador, de Disney. La ciudad de Nueva York instauró el 15 de mar­zo como el Día de Oscar D’ León y el estado de Califor­nia el 14 mayo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.