Adiós Celso Piña, se silenció su acordeón - Mis Noticias Mx

Adiós Celso Piña, se silenció su acordeón

“Fui profeta de mi tierra. Metí la música a huevo. Estás hablando con el pionero del género colombiano, estuve cinco años siendo el rey. No había nadie que tocara como yo. Era el único”, mencionó el cantante Celso Piña en el show que ofreció en Acapulco hace unas semanas, quien falleció el día de ayer a los 66 años en el hospital San Vicente de Monterrey, Nuevo León, por un infarto al corazón.

“Me siento muy feliz de que me invitaran a este festival de música electrónica. Ahora que estoy en mi apogeo”, dijo el músico en el Surf Music Fest a El Heraldo de México el pasado 13 de julio, una de sus últimas entrevistas que dio.

El regiomontano no quiso hablar de política, porque dijo que era un tema que no entiendía, pero sí recordó su convivencia con Andrés Manuel López Obrador, luego de tocar en el zócalo de la CDMX. “Me habló porque me quería saludar y lo encontré sentado con un platón de fruta. Le gustó mucho la canción de ‘Tu revolución’”.

El Rebelde del Acordeón aprendió a tocar el instrumento de manera autodidacta. Después se enamoró de la cumbia colombiana que escuchó en la calles de su barrio y practicó diario por cuatro años descifrando las notas, que eran diferentes a la música que se hacía en México, esto le valió dicho apodo. Una vez que lo logró, fusionó varios ritmos y esto lo convirtió en uno de los músicos más destacados en dicho género y el vallenato.

Su primer disco lo lanzó en 1983, titulado Si Mañana. Para 2001, ya había publicado cinco álbumes y cada vez cobraba más fuerza en el país. Sin embargo, por un tiempo estuvo vetado en Monterrey, porque los empresarios que lo contrataban se quejaban de que lugar en el que se presentaba, terminaba en destrozos.

Este problema terminó cuando Gabriel García Márquez visitó el museo Marco en 2003, ahí tocó Celso la “Cumbia Sampuesana”, y el escritor bailó y declaró su admiración por lo que hacía. En ese momento, los presentes también se sumaron a la pista y la fiesta comenzó. Piña también era fan del autor de Cien años de soledad, incluso uno de sus clásicos temas está inspirado en este texto, Macondo.

Pero esto no paró su creatividad, realizó varias colaboraciones con rockeros como Rubén Albarrán, de Café Tacvba, Dr. Shenka, de Panteón Rococó, y cantantes regionales, entre ellos Lila Downs, Natalia Lafourcade, Los Ángeles Azules y Benny Ibarra.

Celso cruzó fronteras, su música llegó a Europa hace siete años pisando escenarios pequeños, pero concurridos, a él no le importaba, su lema era “el que no enseña, no vende”, sus últimos conciertos convocaban a más gente.

El músico publicó 27 discos, el último salió a la venta en 2017 y se llamó Música es Música con la Orquesta de Baja California. Entre sus éxitos destacan “Cumbia sobre el río”“Cumbia poder”“Aunque no sea conmigo” y “Oye”.

Comments are closed.