Un pequeño pez dorado imposibilitado para nadar se volvió tendencia en redes sociales, luego que un empleado de un acuario en San Antonio, Texas diseñara una especie de “silla de ruedas” que le ha devuelto al animal la posibilidad de moverse con libertad en el agua.

El singular incidente fue difundido por la reconocida Youtuber Taylor Dean, quien señaló que el pez en cuestión fue atendido por su amigo Derek Burnett después que el dueño del mismo lo llevara a la tienda donde trabaja.

Sin pensarlo dos veces, Derek tomó un tubo de catéter, un cincho plástico, una pequeña redecilla y un pedazo de hielo seco para dar forma al diminuto artefacto que proporcionaría estabilidad al pez, ya que éste presenta un defecto en su vejiga, órgano que permite a los peces nadar con normalidad.

Tras colocarle la montura, Derek terminó por adoptar al pececito y decidió compartir con su amiga las buenas noticias, las cuales fueron dadas a conocer en primera instancia en la cuenta de Twitter de la Youtuber, donde se volvió viral la noticia.

Actualmente el pequeño pez vive en la tienda con Burnett, quien pidió apoyo a los cibernautas para elegirle el nombre perfecto a la nueva mascota.