RESEÑA POLÍTICA

files - copiaPor: Juan R. de la Sota

Reviven al PRI

Ciudadanos aplicaron al PRI durante la jornada electoral de este pasado domingo un escarmiento enérgico que por unos cuantos votos en su contra pudo hacer llorar al dirigente nacional de este partido, Enrique Ochoa Reza, a candidatos y a poderosos grupos de priistas.

Lo anterior porque batalló demasiado para lograr las preferencias electorales en los estados de México y Coahuila, donde las tendencias le favorecen en un porcentaje muy mínimo, mientras que Nayarit, todo indica que será gobernado por la Coalición encabezada por el PAN.

Como siempre sucede, las autoridades electorales, no ejercen estrictas y suficientes medidas de vigilancia y control para garantizar una jornada electoral democrática y limpia.

En esta ocasión no fue la excepción, al registrarse denuncias relativas a acarreo de gente en camiones, la compra de votos, personas que trataban de votar con credenciales vencidas y acciones irresponsables e irregulares por parte de dirigentes de partidos y candidatos de declararse ganadores.

Es a Enrique Peña Nieto, al que más le conviene que el PRI gane el Estado de México, por ello su alegría y júbilo porque las preferencias electorales le favorecen al candidato a la gubernatura de esta entidad, el priista Alfredo del Mazo.

Y  es el más interesado en que el PRI conserve ese Estado, por ser la entidad que gobernó y lo vio crecer, por representar un punto importante para las próximas elecciones presidenciales, pero no sólo eso, además porque si ganaba la candidata de MORENA, Delfina Gómez, seguramente aplicaría detallada auditoría a más de tres funcionarios, incluso hasta al actual gobernador y que pudo generarles graves problemas.

En el Estado de México, el resultado no es definitivo, son sólo tendencias, el conteo final de votos se dará a conocer en próximas horas  por la autoridad electoral correspondiente.

Fue una elección muy cerrada y esto aún mantiene muy nerviosos e inquietos a los dirigentes y al candidato del PRI, pues sólo aventaja con casi tres puntos  a su más cercana perseguidora, la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional, Delfina Gómez, quien aún no se daba por perdida.

Incluso, advirtieron ella y el dueño de MORNA, Andrés Manuel López Obrador, que si los resultados nos les favorecen exigirán la anulación de la elección, al considerar que hubo fraude electoral.

Ello, demuestra que el tabasqueño López Obrador y su “pandilla”, no saben perder y que a gritos y sombrerazos pretenden llegar al poder público, además evidencian su incapacidad para gobernar.

La derrota de Delfina Gómez, representa para López Obrador, un golpe muy duro para sus añejas  aspiraciones de ser el Presidente de México, pues el Estado de México, era su joya, su punto estratégico para fortalecer su campaña política ilegal y la cual las autoridades electorales, no han tenido la capacidad y no han actuado con la ley en la mano para frenar la ola de irregularidades del tabasqueño perpetradas desde hace varios años.

Es una verdad que México requiere un cambio y el cual están urgiendo los mexicanos, pero no es López Obrador, el político idóneo para dirigir los destinos del país, ya que su llegada complicaría aún más la vida de los mexicanos.

Por cierto, para próximas elecciones, el panismo nacional, le pensará bastante para postular a un puesto de elección popular a Josefina Vázquez Mota, pues en este juego electoral del Estado de México, sólo hizo el ridículo y provocó la pérdida de clientela electoral al PAN.

Mientras en Coahuila, en este juego electoral para Gobernador, tembló el cacicazgo que en esa entidad mantienen los hermanos Moreira,  debido a que la votación fue muy cerrada y su nerviosismo era latente ante su temor de perder el control del poder público, si Miguel Ángel Riquelme, perdía la elección.

Tanto Riquelme, candidato de la Coalición por Coahuila,  como el candidato del PAN, Guillermo Anaya, se declararon ganadores, acción irresponsable e irregular, que merece sanciones para estos y otros candidatos que las cometieron.

Ambos candidatos salieron a la calle a celebrar su triunfo, pero será el voto depositado por los electores el que definirá quien será el ganador, cuyo resultado corresponderá a la autoridad electoral dar a conocer en próximas horas.

El PREP de Coahuila procesó el 100 porciento de las actas y da un 38.3 porciento a Riquelme y al panista Guillermo Anaya, el 36.8 porciento.

Por su parte, en Nayarit, en la elección por la Gubernatura, el candidato Antonio Echeverría García, de la Alianza “Juntos por Ti”  integrada por el PAN-PRD-PT- PRS, aventaja a su más cercano perseguidor, el priista Manuel Cota, de la Alianza PRI-Verde- PANAL,  por más de diez puntos porcentuales. También ambos ya se declararon triunfadores, quienes olvidaron que deben respetar los lineamientos de la autoridad electoral.

En Veracruz, en la elección de ayuntamientos, el PRI fue vapuleado y la elección en este municipio se la estaba ganando el Partido Acción Nacional.

El juego electoral para el PRI, en esta ocasión en esas entidades, se registró muy competido y esto se debe a los malos gobiernos ejercidos por mandatarios priistas, al incurrir en actos de corrupción, sobretodo el hurto de recursos económicos y materiales públicos.

Por lo que ante esa experiencia de sufrimiento y miedo, el PRI deberá hacer una restructuración a su interior y recomponer su rumbo y actuación, porque de no hacerlo, los votantes lo abandonarán y promoverán su desaparición definitiva del escenario político. De continuar el pésimo servicio y la corrupción de algunos de sus militantes el PRI, será rebasado por otros partidos.

Debe empezar por estar cerca de la gente y resolver sus demandas, deshacerse de políticos corruptos y promover el encarcelamiento de sus malos gobernantes, además abandonar el escritorio, el aire acondicionado y los restaurantes, para ir en busca de electores y votos a campo.

Los líderes priistas, tendrán que recordar y tener muy presente que están muy cerca las próximas elecciones y el pueblo podría sacarlos de “Los Pinos”, es decir quitarles la Presidencia de la República para entregarla a otro partido.

De mantener la ventaja electoral el PRI en los Estados de México y Coahuila, sin duda que estos triunfos reviven a este partido, el cual los priistas corruptos lo enfermaron y a punto estuvieron de desaparecerlo.

Correo:jrdelasota@hotmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.